• Servicio Discreto

    Embalaje sencillo y factura discreta

  • Entrega gratis en toda España a partir de 50€

    Elige un día que te venga bien

  • Protección de Datos Personales

    Su información está segura y a salvo con nosotros

Imagen Principal para Salud Cerebral

Salud Cerebral

Filtrar

No es ningún secreto que el cerebro es uno de los enigmas más complejos que conoce el hombre. La ciencia asegura que sabemos más sobre el universo que sobre las maravillas del cerebro. Lo mismo ocurre con el cerebro de un perro, el centro de control de nuestros leales compañeros de cuatro patas, que los ha convertido en amigos de vida que han estado a nuestro lado durante más de un milenio. ¿Pero qué piensa un perro? ¿Qué siente un perro? ¿Y cómo de inteligente es mi perro?
No es ningún secreto que el cerebro es uno de los enigmas más complejos que conoce el hombre. La ciencia asegura que sabemos más sobre el universo que sobre las maravillas del cerebro. Lo mismo ocurre con el cerebro de un perro, el centro de control de nuestros leales compañeros de cuatro patas, que los ha convertido en amigos de vida que han estado a nuestro lado durante más de un milenio. ¿Pero qué piensa un perro? ¿Qué siente un perro? ¿Y cómo de inteligente es mi perro?

Al igual que con los humanos, es imposible descifrar exactamente lo que piensan nuestros perros, pero lo que podemos hacer es tomar las medidas necesarias para garantizar que los cerebros de nuestros perros estén sanos, ayudando a reducir la probabilidad de enfermedades e incluso iniciar algún entrenamiento cerebral útil para perros.

Tamaño y Función Del Cerebro De Un Perro

Es posible que te sorprenda saber que el cerebro de un perro es sorprendentemente similar al cerebro humano en términos de composición, pero en una cantidad bastante menor. Piensa en el cerebro de un perro como una gran orquesta, con cada sección llevando a cabo un propósito específico que es fundamental para una función corporal. Ya sea lo esencial como respirar, moverse y mantener funcionando el corazón y la circulación, o las tareas más complicadas como resolver problemas o comprender y producir emociones. Todas estas tareas se llevan a cabo en diferentes secciones del cerebro, y la proporción de cada una en relación con el tamaño del cerebro para perros y humanos muestra una sorprendente similitud. La única diferencia importante es que el cerebro del perro tiene una proporción mucho mayor dedicada al análisis del olfato.

¿Mi Perro Es Inteligente?

El cerebro de un perro se ha estudiado exhaustivamente para descifrar como de listo es tu mascota, y resulta que son un especie bastante inteligente. Para un animal que normalmente es una fracción de nuestro tamaño, se dice que el perro promedio posee la misma capacidad mental que un niño entre las edades de 3 y 5 años. Esto puede ayudar a explicar por qué tenemos esa estrecha relación con ellos. Pueden pastorear ovejas, guiar a los ciegos, rastrear criminales y sentir nuestra angustia. Este fenómeno se remonta a cientos de años también. Cuando nosotros, como humanos, nos civilizamos, los perros comprendieron la empatía hacia los humanos y comenzaron a ayudarles en las tareas de refugio, comida y compañía, y nuestro asombroso vínculo surgió de allí. Muchos también han planteado la hipótesis de que nuestro desarrollo como especie fue apoyado masivamente por la relación que formamos con los perros.

Los Perros y Sus Emociones

Ya se sabe que los perros son seres inteligentes, pero ¿qué pasa con sus sentimientos? Puede ser muy difícil (debido a la barrera del idioma) entender exactamente lo que sienten nuestros perros. Se sabe que muestran signos de excitación, celos, preocupación, tristeza y muchos más. Por eso es importante comprender que, en este sentido, los perros también son seres con capacidad de sentir y, cómo las personas, merecen ser tratados con cuidado y compasión. Su capacidad para leer emociones también es increíble, ya que el cerebro de un perro puede reaccionar a los estímulos y detectar de inmediato si alguien es amigo o enemigo, además de experimentar empatía y saber cuándo un ser humano necesita comodidad.

Enfermedad Cerebral En Perros

Desafortunadamente, el cerebro de un perro es tan susceptible como un humano de desarrollar problemas como la ansiedad, la soledad e incluso la depresión. La barrera del lenguaje puede hacer que esto se incremente ante la dificultad de ser detectado por sus dueños. Sin embargo, existen ciertas medidas preventivas que podemos aplicar para garantizar que nuestros peludos amigos estén sanos, felices y tranquilos. En primer lugar, es importante tratar a nuestros perros con el cuidado, la compasión y el amor que merecen.

Al igual que el trabajo en un equipo deportivo, el cerebro y el cuerpo del perro se benefician de la práctica de trabajar juntos. Por ello, es altamente beneficioso realizar juegos y ejercicios al aire libre con tu perro. También hay medidas complementarias que puede tomar para ayudar aún más el cerebro de su perro y brindarle la mejor oportunidad de alcanzar un nivel superior de funcionalidad. El cerebro de un perro es una colmena de diferentes funciones y usos, y cada uno puede ser ayudado en términos de vitalidad por un suplemento específico adaptado a esa necesidad.

Entrenamiento Mental Para Perros

Los músculos se vuelven más fuertes, más grandes y más poderosos con el ejercicio, el cerebro también puede beneficiarse de este tipo de estimulación. Al delegar ciertas tareas a su perro que requieren un poco de pensamiento, usted los está ayudando activamente a formar una comprensión más profunda del mundo que los rodea y su papel en él. Esto no significa que lo ayuden a buscar el mando de la televisión o a traerle sus zapatillas, sino que también forma una cierta protección de su mascota ante el mundo exterior. El cerebro es como una bicicleta cognitiva y si no se monta, se queda en el garaje y gradualmente se acumula óxido.

Lo mismo puede decirse de la suplementación, los niños están en el mismo soporte mental que los perros, y no es contraproducente tratarlos con productos suplementarios con el propósito de ayudar a su desarrollo cognitivo. ¿Por qué no hacer lo mismo con nuestros queridos compañeros caninos? La suplementación de cerebro para un perro podría ayudarles a desarrollarse cognitivamente y formar un paso muy importante en el camino para forjar una vida feliz y saludable.

Como dueño de una mascota, también es siempre muy importante tener una idea de dónde provienen los suplementos antes de administrarlos. Siempre es mejor verificar los ingredientes primero para no causar más daño que beneficio. También descubrirá que es mejor asegurarse de que le está dando a su perro suplementos de origen natural. Esto significa que tendrán poco o ningún aditivo o efectos secundarios no deseados, por lo que, por lo general son la mejor solución cuando se trata de la salud del cerebro de nuestro perro.