• Calidad Asegurada

    100% Garantía de Devolución de Dinero

  • Envío Gratis

    con pedidos superiores a 50€

  • Precios Económicos

    Encuéntrelo más barato y le devolvemos la diferencia

Imagen Principal para Salud Mental

Salud Mental

Filtrar

El cerebro, a pesar de su complejidad y mostrar signos claros de diferenciación entre la multitud de especies en el planeta, parece mostrar un característica común en todas ellas. El deterioro del cerebro a lo largo del tiempo y la reacción a los efectos de la edad. Estos efectos son los que comúnmente asociamos con personas de la tercera edad, sin embargo, lo mismo se puede decir de nuestras mascotas, y en particular del cerebro de un gato.
El cerebro, a pesar de su complejidad y mostrar signos claros de diferenciación entre la multitud de especies en el planeta, parece mostrar un característica común en todas ellas. El deterioro del cerebro a lo largo del tiempo y la reacción a los efectos de la edad. Estos efectos son los que comúnmente asociamos con personas de la tercera edad, sin embargo, lo mismo se puede decir de nuestras mascotas, y en particular del cerebro de un gato.

El tamaño del cerebro del gato es una fracción del de un humano, pero es muy similar en su funcionamiento y reacción a los estímulos, así como a los factores ambientales que influyen en el desarrollo del cerebro a lo largo de toda la vida. En particular, el daño cerebral que puede producirse en un gato muestra un patrón sorprendentemente similar al del cerebro humano.

Función Cerebral De Un Gato

El cerebro de un gato, como en todos los mamíferos, cumple una increíble cantidad de funciones para su cuerpo. Desde los esenciales, como controlar sus sistemas circulatorio y digestivo, buscar y encontrar comida, o la función más compleja como controlar la emoción, programar sus increíbles reflejos y gestionar su relación con los humanos. Por lo tanto, es importante que el cerebro de tu gato sea saludable, para garantizar que pueda disfrutar de una vida plena y feliz.

Daño Cerebral En Un Gato

El trastorno cognitivo felino es muy común en los gatos de edad avanzada. En la era moderna, con el desarrollo de la tecnología, el tratamiento de la salud y la medicina, no es raro que un humano viva más de 90 años, ¡o incluso 100! Lo mismo se puede decir de este fenómeno en los gatos, ya que pueden llegar a vivir más de 15 años de edad, que es el equivalente a 85 en años humanos. Pero esto puede tener aspectos negativos. Por ejemplo, el Alzheimer puede actuar en nuestros amigos felinos de igual manera que en los seres humanos.

¿Cómo Puedo Detectar Daños En El Cerebro De Un Gato?

Como se mencionó anteriormente, el trastorno cognitivo felino, sigue un camino similar al del Alzheimer en los humanos. Si comienza a ver que su gato es menos cariñoso que antes, tiene problemas al acceder a ciertas habitaciones de casa, tiene menos apetito o está llorando con más frecuencia y durante las horas nocturnas, es posible que deba sentirse preocupado. El cerebro de un gato, al igual que el cerebro humano, sigue un ley de "usarlo o perderlo", donde la falta de interacción con otros gatos y humanos puede generar aún más deterioro del mismo.

¿Cómo Puedo Tratar Daños En El Cerebro De Un Gato?

Lamentablemente, como en el caso del Alzheimer humano, los síntomas son en gran medida irreversibles. Hay ciertos pasos médicos que se pueden tomar para disminuir el deterioro del cerebro de un gato, que incluso pueden mostrar algunos signos de recuperación, pero en general, no hay garantía de que los síntomas no regresen más adelante. También hay que considerar el hecho de que el proceso de tratamiento también puede ser estresante para el gato, ya que su vejez es más vulnerable que antes. En gran parte, la lucha para detener problemas mentales es una que se combate mucho antes de que los síntomas se experimenten.

Medidas Preventivas Para La Salud Cerebral De Un Gato

Hay una amplia variedad de soluciones disponibles para ti y tu amigo felino que garantizan que su cerebro esté en el mejor estado de ánimo posible para evitar los problemas en su vejez..En primer lugar, al igual que los músculos del cuerpo, el cerebro puede beneficiarse enormemente del ejercicio regular. Mantenga a su gato físicamente activo para empezar, ya que el movimiento es una de las funciones principales del cerebro, pero también debe intentar mantenerlo mentalmente activo. No solo deje la comida en un lugar, alterne las ubicaciones o incluso escóndala. Esto se convertirá en una actividad diaria de búsqueda de alimentos que requiere que su gato use su conocimiento para buscar el premio, y utilice sus habilidades naturales de felino para alcanzarla. Lo mismo se puede decir de los juguetes y las mini carreras de obstáculos que puede llenar en la casa para desafiar la capacidad mental de su gato y estimular su cerebro.

También puedes buscar un amigo a tu compañero felino introduciendo otro gato más pequeño en casa. Los gatos son en gran medida criaturas solitarias, pero en la vejez, la adición de otro gato les daría un amigo para jugar. Además, un socio más joven y con más energía podría proporcionar nuevos aspectos en la vida de su gato y ayudar a prevenir el daño cerebral potencial que puede sufrir un gato.

Una dieta adecuada también es fundamental para garantizar que tu gato reciba la nutrición adecuada y, por lo tanto, también la salud correcta tanto mental como físicamente. Una dieta equilibrada y rica en antioxidantes puede proporcionar esa base nutricional tan importante a partir de la cual puedes apoyar la función cerebral y el resto de funciones corporales asociadas a está.

El último paso que podrías llevar a cabo para beneficiar a tu gato sería administrarle un suplemento de origen natural. Una dieta equilibrada que sea diversa en sus nutrientes es un buen lugar para comenzar, pero quizás no es suficiente para proteger a tu gato de la amenaza del envejecimiento. El cerebro de un gato, al igual que el cerebro humano, está compuesto por una multitud de regiones individuales que están diseñadas para satisfacer propósitos individuales . Un aporte complementario a su dieta y junto al ejercicio físico e interacción con otros animales, puede proporcionar ese extra en el intento de mantener una buena salud mental en tu gato.

También es importante mencionar el hecho de que los mejores suplementos suelen ser los que se obtienen de forma natural. El cerebro de tu gato es una cosa increíblemente preciosa, por lo que como dueño de una mascota, es necesario evitar los suplementos que puedan causar más daño que beneficio. Normalmente estos suplementos, se caracterizan por una mayor concentración de aditivos, conservantes y otros ingredientes desaconsejables. Los suplementos de origen natural, además de ser más potentes en ingredientes activos, también estarán libres de productos químicos no deseados y, por lo tanto, serán más adecuados para proteger la salud del cerebro de tu gato.