Pulgas y Garrapatas

Cuando se trata de nuestros gatos, su felicidad y salud son sin dudas nuestras máximas prioridades. No hay nada mejor que abrazar a tu gato, escucharlo ronronear y saber que se siente mejor. Desafortunadamente, existen ciertos parásitos que no quieren nada más que invadir el pelaje de tu gato y quitarle su felicidad. Las pulgas y garrapatas son invasores indeseados, a veces demasiado pequeños para ser vistos, y cuando tu gato esté bajo ataque, ¿a quién llamarás? Bueno, puedes encargarte tú mismo, gracias a esta pequeña guía práctica. Ponte tus gafas de lectura y descubre todo lo que necesitas saber acerca de las pulgas y garrapatas: sus diferencias, cómo detectar sus picaduras y cómo terminar con ellas de una vez por todas.

Leer más

Todos los productos en esta categoría

Cuando se trata de nuestros gatos, su felicidad y salud son sin dudas nuestras máximas prioridades. No hay nada mejor que abrazar a tu gato, escucharlo ronronear y saber que se siente mejor. Desafortunadamente, existen ciertos parásitos que no quieren nada más que invadir el pelaje de tu gato y quitarle su felicidad. Las pulgas y garrapatas son invasores indeseados, a veces demasiado pequeños para ser vistos, y cuando tu gato esté bajo ataque, ¿a quién llamarás? Bueno, puedes encargarte tú mismo, gracias a esta pequeña guía práctica. Ponte tus gafas de lectura y descubre todo lo que necesitas saber acerca de las pulgas y garrapatas: sus diferencias, cómo detectar sus picaduras y cómo terminar con ellas de una vez por todas.

Reconociendo a las Pulgas y Garrapatas

Podrías estar pensando que las pulgas y las garrapatas son lo mismo. A decir verdad, ambas son pequeñas y quieren vivir en la piel y el pelaje de tu felino. Pero espera, eso no es del todo correcto. De hecho, no se parecen en nada. ¿Quieres saber en qué se diferencian?

Mira esta pequeña cretina. Puede haber muchas más de donde vino.

Fleas

Sin lugar a dudas, las pulgas no son algo agradable de ver. Son pequeñas y, de cerca, se parecen a una gamba de tamaño extra grande. Pero no dejes que su apariencia te engañe. Solo una de estas puede poner innumerables huevos, engendrando una ciudad entera en el precioso pelaje de tu gato. El gran número que puede aparecer tan sólo unos pocos días puede abrumar fácilmente tus intentos de deshacerte de ellas. Las picaduras de pulgas pueden provocar irritación en la piel de tu gato y provocar una picazón excesiva.

Es probable que invadan a tu gato si tiene contacto con un animal plagado de pulgas o si pasa un rato en donde pasó uno recientemente. Podría ser un animal domesticado, incluso otra de tus mascotas, o también algún animal salvaje. Las pulgas son las saltadoras olímpicas de la naturaleza, y si tu gato se encuentra cerca de una pulga madre, puede saltar sobre su pelaje y comenzar a multiplicarse.

La buena noticia es que suelen ser fáciles de detectar en el pelaje de tu gato, gracias a su gran número.

Garrapatas

Una garrapata, con su cabeza literalmente enterrada debajo de la piel. Asqueroso.

Si pensabas que las pulgas eran malas, tenemos una mala noticia para ti. Las garrapatas son algo así como la mente maestra malvada de una película de superhéroes. Se alimentan de la sangre, o más precisamente, de la nutrición que fluye por la sangre. Son Dráculas diminutos. Desafortunadamente, esta forma de alimentación hace que las garrapatas compartan saliva a través de su picadura. Y dado que no son muy quisquillosas acerca de quién o qué muerden, esto puede llevar a que tu gato reciba bacterias y virus desagradables. ¡Un horror!

Pero las garrapatas no saltan de un animal a otro. En su lugar, pasan el rato en la hierba alta y los arbustos, esperando que llegue la comida. Y puesto que pueden durar todo un año, estarán hambrientos cuando tu gato se acerque.

Luego, estas pequeñas y desagradables criaturas se quedarán en el pelaje de tu gato y morderán su piel. Debido a que son tan pequeñas y no eclosionan como las pulgas, pueden ser increíblemente difíciles de encontrar. Sin embargo, como se quedan quietas una vez que han mordido, es posible que tengas suerte y las sientas cuando pasas los dedos por el pelaje de tu gato. Y sí, eso también es un poco desagradable.

Síntomas de Pulgas y Garrapatas en tu Gato

¿Podrían ser pulgas? Quién sabe.

Los gatos tienen comportamientos muy marcados, por lo que puedes notar que algo le molesta antes de buscar pulgas y garrapatas. Sin embargo, hay algunas señales que puedes detectar que apuntan a que estas malvadas criaturas están causando molestias.

Las picaduras de pulgas, por ejemplo, dejan grandes áreas de piel enrojecida e irritada a su paso. Y dado que pueden multiplicarse increíblemente rápido, es probable que el área irritada sea bastante grande. Es probable que tu gato se rasque el área sin cesar. Algunos gatos son alérgicos a las picaduras de pulgas, por lo que vale la pena revisar cualquier área que tu gato esté rascando.

Las garrapatas, sin embargo, son mucho más pequeñas y generalmente están solas. Es posible que ni siquiera te des cuenta de que tu gato tiene una garrapata hasta que cambie su comportamiento. A medida que las garrapatas toman nutrientes de la sangre, pueden minar la energía de tu gato y su saliva puede enfermarlo. Solo mantén un ojo en tu felino y mira si algo cambia.

Tratamiento y Prevención de Pulgas y Garrapatas para Gatos

Ahora que estás bien informado sobre la amenaza que pueden representar las pulgas y las garrapatas, hablemos de prevención. A continuación, enumeramos algunas formas en las que puedes proteger a tu gato de estos pequeños e indeseables enemigos.

Tratamientos

Las pulgas y las garrapatas odian a este gato. Y no le importa.

Champú

Las espumas son la respuesta, específicamente, la espuma limpiadora de un champú premium. Las pulgas y las garrapatas no tienen ninguna posibilidad ante este producto. El Champú para Pulgas y Garrapatas de Animigo está elaborado con ingredientes naturales y está especialmente formulado para eliminar pulgas y garrapatas, sin importar dónde se escondan. Puede llegar a las zonas más difíciles de tu gato, y su fórmula calmante también alivia la irritación de la piel y calma la zona.

Spray

Seamos honestos; algunos gatos no son fanáticos de la hora del baño. Además, a diferencia de los perros, tienden a limpiarse mucho mejor, lo que los hace menos propensos a disfrutar de los lavados con champú con regularidad. Entonces, ¿por qué no evitar el problema con un práctico spray? Animigo tiene lo que necesitas. Con el Spray Antipulgas y Garrapatas, simplemente debes rociar el pelaje de tu gato dos veces al día hasta que esté libre de parásitos.

Prevención

Polvo

Por supuesto, probablemente prefieras que tu gato no necesite ningún tratamiento contra pulgas y garrapatas. En ese caso, agrega el Polvo Antipulgas de Animigo a sus comidas. Dato curioso: las pulgas y las garrapatas odian el ajo. Es por eso que nuestro polvo cuenta con una buena cantidad de este ingrediente. Sin dudas mantendrá a esas pequeñas plagas alejadas, dejando a tu gato libre para correr, saltar y jugar.

Collar

Otra alternativa es nuestro collar antipulgas y garrapatas. Al ajustarse cómodamente alrededor del cuello de tu gato, su fórmula natural se libera durante todo el día, repeliendo las pulgas y garrapatas.

¡Ese sí que es un gato contento!

Consejos extra

Como dueños, nos gusta pensar que podemos solucionar cualquier problema que tengan nuestros gatos sin la ayuda de nadie. Después de todo, somos sus guardianes. Sin embargo, las pulgas y garrapatas pueden ser difíciles de eliminar, y el daño que pueden causar puede ser catastrófico. Por lo tanto, si alguna vez sientes que necesitas llamar a un experto, habla con tu veterinario. Su experiencia podría ser vital y, si el problema es particularmente grave, él puede recetar tratamientos más potentes.

Además, como has visto, a las garrapatas les gusta meterse en la piel cuando pican. Esto significa que si intentas eliminarlas manualmente, puedes dejar atrás la cabeza de la garrapata. Lo cual sería sumamente desagradable. De hecho, esto puede empeorar las cosas para tu gato, por lo que nuestro consejo sería que lo dejes así, y pruebes los tratamientos mencionados más arriba y, si las garrapatas persisten, contacta a tu veterinario.

¡Eso es todo! Ahora ya sabes todo sobre las pulgas y las garrapatas, y cómo proteger a tu gato de ellas. No te preocupes, puedes agradecernos más tarde.

* Los resultados de nuestros productos pueden variar de persona a persona.