• Servicio Discreto

    Embalaje sencillo y factura discreta

  • Entrega gratis en toda España a partir de 50€

    Elige un día que te venga bien

  • Protección de Datos Personales

    Su información está segura y a salvo con nosotros

¿Cómo acicalar a un gato?

A medida que el reino animal (o de las mascotas) ha ido avanzado, los gatos son generalmente bastante limpios. Normalmente, reparten las horas del día entre dormir, comer, ser entrometidos y acicalarse. Sin embargo, a pesar de la cantidad de tiempo en la que se ocupan de sí mismos, siempre hay algo que puedes hacer para acicalar a tu gato un poco. Esto no hará solo que luzcan lo mejor posible sino que te permitirá hacer un seguimiento de su salud y bienestar, ofreciéndole, además, todo el cariño y afecto que se merece.

¿Qué significa acicalar a un gato?

Acicalar a un gato puede significar cosas diferentes para cada persona. Algunos piensan que solo se trata del cepillado mientras que otros piensan que es algo más completo, un proceso con múltiples etapas. La preparación o acicalado del gato puede incluir diferentes fases como el cepillado, un baño, mantener la higiene bucal y cortarle las uñas. Solo tú debes encontrar cuál es la mejor forma de acicalado para tu gato.

¿Por qué acicalar a tu gato?

Cuidar a tu amigo felino es mucho más que alimentarlo con la comida adecuada y brindarle un poco de amor y atención. El acicalado del gato juega un papel importante en su salud y bienestar y puede reportarle grandes beneficios. Como mascotas, los gatos no se comportan como los perros en sus hábitos cotidianos. Los gatos, generalmente, son libres de deambular y explorar nuevos lugares sin supervisión, por lo que no vas a poder saber dónde han estado durante todo el día. Esto significa que pueden acumular todo tipo de suciedad e incluso pulgas o garrapatas, por lo que es clave para su salud que estén acicalados regularmente.

Beneficios del acicalado de los gatos

  • Ayuda a mantener a tu gato limpio y sano
  • Previene la formación de bolas de pelo
  • Estimula la circulación
  • Te permite buscar pulgas y ácaros
  • Te permite conocer cualquier problema de salud
  • Te permite mostrarle a tu gato cierto afecto
  • Da un poco de tiempo de unión de calidad

Cómo empezar con el acicalado

Si nunca has acicalado a tu gato antes o si acaba de llegar tu gatito a casa, no te vuelvas loco ni trates de hacerlo todo al mismo tiempo. Dale un tiempo para que se acostumbre a la idea y así se vaya preparando para el acicalado y se sienta cómodo. Elija un momento en el que tu gato esté relajado y tranquilo para acicalarle, no cuando esté asustado o ansioso. Tal vez, debes esperar a que haya terminado de comer y se haya acomodado en algún lugar antes de entrar con el cepillo. Una vez que notes que tu gato está listo para el tiempo de aseo, comienza suavemente. No lo dejes caer en la bañera de golpe, intenta cepillarlo durante 5-10 minutos antes para así facilitar su entrada. Asegúrate de seguir hablándole y acariciándole durante el acicalado para que así se mantenga feliz y tranquilo.

Acicalando a gatos de pelo corto vs pelo largo

Cada gato es diferente y tiene diferentes necesidades de aseo. Los gatos de pelo largo necesitarán, obviamente, mucha más atención cuando se trata de su pelaje ya que se puede enredar fácilmente, hacerse nudos y volverse sucio. Por otro lados, acicalar a gatos de pelo corto puede ser mucho más rápido y fácil ya que podrás ver cualquier tipo de suciedad o enredo de un solo vistazo. De cualquier forma, no importa qué tipo de pelaje tenga tu gato, ¡todos necesitan ser acicalados!

Cómo acicalar a un gato con cepillado

El cepillado del gato es ideal para tu amigo peludo ya que puede ayudar a mantener su pelaje totalmente saludable. También puede eliminar la grasa, la suciedad o el cabello muerto que pueda quedar. Para los gatos de pelo corto, usa un peine de metal de dientes finos y pásalo por el pelo de tu gato, de la cabeza a la cola. Después de eso, usa un cepillo de cerdas para gatos o un cepillo de goma suave para eliminar el pelo suelto.

Para gatos de pelo largo, usa un cepillo para gatos de dientes anchos para así quitar la suciedad y desenredar el pelo. Luego, usa un cepillo de alambre o cerdas para eliminar el exceso de pelo. También puedes probar con un cepillo de dientes limpio y sin usar para eliminar el pelaje alrededor de su rostro. En general, se aconseja cepillar a los gatos de pelo corto de 1 a 3 veces por semana y las razas de pelo largo a diario; sin embargo, depende de cada gato y sus necesidades. Tú eres quien mejor conoce a tu gato, así que haz lo que creas que es correcto para él.

Cuando cepillos a cualquier tipo de gato (sea cual sea su pelaje), asegúrate de cepillar en la dirección de crecimiento del pelo, no a contrapelo. Asegúrate también de que eres más suave en los ojos y la cara, así como en el vientre y el pecho. Si a tu gato no le gusta acicalarse mucho, trata de hablar con él y acariciarle para tranquilizarlo. También puedes ofrecerle deliciosas golosinas para mantenerlos distraídos y desviar su atención del cepillo.

Acicalado de gatos con pelo enmarañado

Si te encuentras con nudos, enredos o bolas de pelo difíciles de eliminar, asegúrate de ser suave para no lastimar a tu gato. Si un cepillo normal de gato no hace nada, intenta separar el enredo con los dedos, asegurándote de ser lento y cauteloso. Sin embargo, si el enredo es considerable, no uses tijeras ya que existe un alto riesgo de que puedas cortar a tu gato. Lo mejor es que consultes a tu veterinario y se encargue profesionalmente del problema. Pero, sin embargo, la mejor forma de lidiar con los gatos de pelo enmarañado desde casa es tomar medidas preventivas. El cepillado regular reducirá en gran medida esos terribles nudos y hará que sea mucho más fácil el tratar si aparece algún enredo.

Cómo limpiar a un gato -bañar a un gato

Aunque los gatos, generalmente, se limpian a sí mismo, lo mejor es bañarles de forma ocasional o más regularmente si le atraen las cosas pegajosas o con mal olor. La mayoría de los gato odian la hora del baño y tienen una verdadera aversión al agua, por lo que la limpieza del gato no siempre es fácil. Comienza por bañar a tu gato cuando esté feliz y tranquilo. Aunque puedan sentirse un poco molestos si lo colocas en la bañera, ¡lo mejor es que siempre comiences con ellos en el lugar correcto! Además, asegúrate de que la temperatura del agua no sea ni demasiado fría ni caliente sino que tiene que ser la correcta. También es aconsejable utilizar una alfombrilla de baño de goma para que así no se resbalen.

Una vez que hayas colocado cuidadosamente a tu gato en la bañera y te asegures que está bien, puedes comenzar a limpiarlo. Asegúrate de usar un champú específico para gatos que sea suave para su piel y, una vez su pelo esté mojado, masaje suavemente. Sigue siempre las instrucciones del champú elegido pero, generalmente, es útil diluirlo primero con agua. Dale el champú de la cabeza a la cola y luego enjuaga. Es posible que debas hacer de nuevo esto si tu gato está muy sucio. Después, saca a tu gato del baño y sécalo con una toalla. ¡Al final del baño, ofrécele a tu gato una recompensa por el trabajo bien hecho!

Productos para el acicalado del gato

Para acicalar a tu gato en casa, hay toda una gama de productos muy prácticos que te facilitarán las cosas. Entre estos se incluyen los básicos como un cepillo, cortauñas y champú, hasta herramientas más complejas como aerosoles y cortapelos. Todos estos productos pueden variar en precio y calidad, así que asegúrate de ir a un sitio o tienda de buena reputación. También hay una gran variedad de productos de higiene para gatos que debes probar como las toallitas y las locciones para mascotas.

Sin embargo, si el acicalado de tu gato en casa es demasiado para ti, existen muchos peluqueros de mascotas profesionales que te pueden ayudar con la parte difícil. Es posible que incluso te den algunos consejos y trucos para que puedas acicalar a tu gato en el futuro en casa y para mantenerlo día a día. De cualquier forma, mientras tu gato esté acicalado y saludable, ¡ambos estaréis felices!