Compra 3 y Paga 2 en productos seleccionados - Código Promocional 3X2ABRANI

Digestión y Detox

Problemas Estomacales en Gatos

Los gatos suelen ser bastante resistentes. Son bien conocidos por su ligereza, actitud intrépida y el mito de las 'siete vidas', nuestros amigos felinos han sido elogiados con razón durante miles de años. Sin embargo, no son invencibles. Los gatos son tan susceptibles a las lesiones y enfermedades como los demás animales, incluidos los humanos. El malestar estomacal en gatos puede ocurrir con bastante regularidad. Los gatos pueden sufrir estos problemas por una variedad de razones, algunas bastante manejables y otras bastante más serias. Aquí, descubrirás qué causa el malestar estomacal en tu gato y también algunos remedios caseros que puedes preparar para ayudarlo.

¿Cuáles son las Causas del Malestar Estomacal en Gatos?

Como hemos mencionado, hay muchas razones por las que los gatos sufren malestar estomacal. Si has encontrado vómito en tu casa, probablemente tu gato esté atravesando este problema. Y, si bien hay muchas razones por las que los gatos pueden sentirse mal del estómago, puedes dividirlas en dos áreas; las relacionadas con el sistema gastrointestinal (o GI) y las que están fuera del sistema GI. Para quienes se lo preguntan, el sistema GI comienza en la boca, desciende hasta el estómago, luego los intestinos y finalmente termina en el recto.

Entonces, comencemos con estos.

Problemas Gastrointestinales

Estos son problemas que hacen que el sistema gastrointestinal se inflame. Pueden ser causados por:

  • Bolas de pelo
  • Úlceras estomacales
  • Ingesta de materiales tóxicos o venenosos
  • Problemas intestinales
  • Ingesta de cuerdas o monedas
  • Parásitos o bacterias
  • Alergias a la comida

Problemas Externos

Estos son problemas que ocurren en otras partes del cuerpo y que pueden afectar el sistema gastrointestinal. Incluyen:

  • Infecciones
  • Problemas de hígado o riñón
  • Estrés
  • Problemas hormonales como la diabetes

Remedios Caseros para Ayudar a tu Gato con sus Problemas Estomacales

Si las cosas no parecen ser demasiado serias, puedes probar algunos remedios caseros y ver si ayudan a corto plazo. La buena noticia es que, si los síntomas desaparecen, ¡te habrás ahorrado un viaje innecesario al veterinario! Sin embargo, si los síntomas persisten, o si hay vómitos y/o diarrea excesivos, ¡debes ir a ver a un veterinario inmediatamente!

Aquí tienes algunas opciones para probar.

Ayuno

Naturalmente, cuando los gatos experimentan síntomas de malestar estomacal, se abstienen de comer. Esto puede garantizar que cualquier problema desagradable se vaya más temprano que tarde. Y, si bien normalmente seguirán los consejos de su propio cuerpo y evitarán la comida, un tazón lleno de comida para gatos puede ser demasiado difícil de ignorar.

Entonces, ¿por qué no ayudar a tu amiguito? Limpia su plato de comida y esconde cualquier empaque abierto lejos de su alcance. Haz esto durante aproximadamente un día y asegúrate de mantener el tazón de agua lleno para que no se deshidrate. Cuanta más agua beba, más rápido eliminará los contaminantes no deseados de su sistema.

Pero no lo dejes por más de un día. Más de 24 horas sin comida podrían hacerle más daño que bien a tu amigo felino. Y para los gatitos más pequeños, no lo dejes más de 3-4 horas. A medida que su cuerpo aún está creciendo, necesita alimentos con mucha más regularidad para crecer sano y fuerte.

Alternativamente, si tu gato tiende a tragar su comida sin detenerse para respirar, intenta alimentarlo con porciones más pequeñas. Comer demasiado, y demasiado rápido también puede irritar su sistema gastrointestinal y hacer que vomite.

¿Qué comida puedes darle luego de un ayuno?

Cuando estén listos para comer nuevamente, asegúrate de darle a tu gato comida blanda. Algo como el pollo hervido le encantará tanto a él como a su sistema digestivo.

Y aliméntalo con porciones más pequeñas con mayor frecuencia. Un tazón pequeño de pollo hervido 5 veces al día durante aproximadamente una semana le funcionará de maravilla.

Si tu gato no tiene hambre luego de un ayuno

Si intentas alimentar a tu gato y simplemente no tiene ganas, intenta darles una oferta que no puedan rechazar.

Comprueba que tu gato se mantenga hidratado

Asegúrate de que, si está enfermo o tiene diarrea, tenga suficientes líquidos. Al igual que los humanos, puedes comprobarlo mediante la elasticidad de su piel. Si no regresa inmediatamente, intenta dejar que tu gato lama hielo en lugar de agua, ya que es menos probable que vuelva a vomitar. Si continúa deshidratado, llévalo a hacer una visita al veterinario lo antes posible.

Ayuda con las Bolas de Pelo

Si crees que las bolas de pelo son las culpables, deja que tu gato lama un poco de lubricante como vaselina o aceite de una lata de sardinas. Esto ayudará a la bola de pelo en su camino hacia afuera.

¡Y eso es! Ahora ya conoces las señales que debes tener en cuenta para ayudar a tu gato con su malestar estomacal. También sabes qué podría estar causándolo, y algunos remedios caseros que puedes utilizar para que tu gato esté en forma.

Otros Artículos Interesantes